Mi última semana en Madrid-Laura Fritsch

¡Hola!

Mi última semana en Madrid fue muy emocional para mí. Me encanta la ciudad y todo que la contiene, y el conocimiento que no sabía cuándo yo regresaría a Madrid es muy triste. Pero, pasé una semana muy bien en Madrid para mi última semana, en mis prácticas y afuera del hospital. En mis prácticas, pasé tiempo en los departamentos de pediatría y maternidad, y he visto algunos pacientes con enfermedades muy complicadas e interesantes. Por ejemplo, había un chico que necesitó una muestra de la médula ósea para confirmar su diagnosis, y tuve la oportunidad a mirar el procedimiento. Nunca he visto esto, y era una experiencia muy educacional para mí. Una cosa que era una lástima era que yo necesité a salir Madrid antes de los médicos sabían que enfermedad el chico tuvo. Este chico estaba en el hospital para mucho tiempo, y su enfermedad era un poco de un misterio, y entonces, había querido a entender la que este chico tuve. Además, pasé tiempo con una amiga mía quien trabajaba en el hospital conmigo. Ella tiene 21 años también, y disfruté su compañía muchísima. Ella vive en Portugal, y me gustaría a viajar a este país para visitarla allí algún día.

Aparte de mis prácticas, mi última semana en Madrid afuera del hospital fue muy agradable también. Pasé mucho tiempo con mis amigos en mi piso en las noches, porque no era solo mi última semana, pero también era la última semana en ese piso para algunos de los otros cuatro que estaban viviendo conmigo. También, yo fui a algunos de mis sitios favoritos en Madrid para la última vez, y exploré lugares que no había visto ya; por ejemplo, un museo de la historia y el descubrimiento de las Américas. El viernes, terminamos la semana con una fiesta muy grande en el piso, con la mayoridad de nuestros amigos, quienes son estudiantes de España, Francia, y Alemania. Después, necesité a salir a las seis por la mañana para el aeropuerto, y pasé veinte horas viajando (¡y muy cansada!), con cuatro ciudades y aeropuertos. Pero finalmente, llegué a mi casa muy tarde (y sin mi maleta para un día, porque la aerolínea la perdió). El siguiente día, viajé a Ann Arbor para este año nuevo de escuela, y mi verano espectacular fue terminado.

Laura

IMG_3539IMG_3520

Arte publico muy bonito de una calle, y el palacio cristal en el parque de Retiro

Mi décima semana en Madrid-Laura Fritsch

¡Hola!

En mi penúltima semana aquí en Madrid, estoy empezando a sentir un poco triste para mi despedida. Estoy tratando de aprovechar el tiempo que me queda en Madrid este verano. Fui a mis lugares favoritos en Madrid esta semana; por ejemplo, el parque de Retiro, la Puerta del Sol y la Plaza de España, y también, a caminar en las calles de Madrid. Además, fui a un museo muy famoso, que se llama la Reina Sofía. Este es un museo muy diferente del Prado (otro museo famoso en Madrid), porque la Reina Sofía contiene arte más interpretativo y contemporáneo. No me gusta este tipo de arte tanto como el arte en el Prado, porque me gusta más el arte que tiene más belleza (como las pinturas de personas y los panoramas), y la Reina Sofía no tiene mucho de estos. Pero, una pintura muy famosa que está en la Reina Sofía es “Guernica,” de Pablo Picasso. He estudiado esta pintura en muchas de mis clases de español en la escuela secundaria y en la universidad, y a ver esta pintura en la vida real fue una experiencia muy especial para mí.

Un cambio esta semana para mi piso es que ahora, hay tres chicas nuevas que viven aquí. Ellas son de Escocia, y están viviendo en Madrid para este año, del programa intercambio de Erasmus. Ellas son muy amables, pero ahora, es un cambio del sentido del piso que nosotros tuvimos antes de ellas llegaron. El resto de la gente en el piso (somos cinco ahora) vamos a lugares diferentes en el fin del agosto, y todas de nosotros estuvimos conjuntos todo el verano. Entonces, nosotros somos amigos muy buenos, y a tener personas nuevas en el piso es algo un poco extraño.

Aparte de estas cosas, mi vida aquí en Madrid fue normal. Generalmente, todo es el mismo en el hospital cada día, y ahora, con la gente que está de vacaciones en Madrid, no hay muchas pacientes. Pero, eso es una cosa relativamente buena para mí, porque me permite que hacer muchas cosas en las tardes, en mis últimas semanas aquí. ¡Voy a tratar de disfrutar todo el tiempo que me queda en Madrid!

Hasta luego,

Laura

unnamed

Una vista parcial de Puerta del Sol

guernica_sm

 

Una copia de Guernica (porque la gente no puede tomar fotos de la pintura en el museo)

Mi última semana en Buenos Aires – Monica Gierada

Después de un viaje en taxi, doce horas en avión, cinco retrasos, un vuelo cancelado, y una noche en el aeropuerto de Dallas, por fin estoy en los Estados Unidos.  Y más peor mi compu se rompió dos días antes de mi vuelo y todavía está roto y por lo tanto no tengo fotos en está publicación. Cuando salí de mi homestay empezaba de llorar, pero ya que he tenido que atender a esos temas del viaje y hacer mis maletas para Michigan está semana, no había tiempo para pensar mucho en Buenos Aires o extrañar Argentina porque he estado tan ocupada.  Tuve una semana final muy memorable y nunca voy a olvidar mi tiempo en Argentina.

Quisiera resumir mi última semana en términos de actividades porque creo que vale más hablar sobre mis sentimientos sobre la experiencia en total para la última publicación.  En el trabajo terminé con algunas traducciones, y me dieron mi certificación de la organización.  Mis amigos me dieron un asado, que fue una sorpresa muy buena porque no lo había probado por tanto tiempo. Fue buenísimo, me encantó, y también el ambiente en la terraza del departamento de mis amigos estaba muy lindo.  Fui a mi primer show de tango, se llama Stravaganza, pero fue más como un espectáculo de un par de cosas, con danza, música, actuación, y acrobacia que como un show típico de tango.  También fui a ver un cantante de tango con mi jefa, y se sentía muy tradicional y como si yo fuera una argentina nativa. Despedí a mucha gente, a mis amigas y a mi “madre” argentina, y a mi jefa, su esposo, Pedro y eso fue la parte más difícil para mi.  Pero menos mal siempre vamos a estar en contacto por Facebook, email, etc, así que eso mejora la situación un poco.

En mis once semanas en Buenos Aires aprendí tantas cosas sobre mí mismo, sobre la independencia, sobre los derechos humanos, y sobre otra cultura que no conocía antes.  Creo que mi experience afuera del trabajo valía tanto como mi experiencia en el trabajo; pienso que aproveché mi tiempo para conocer la ciudad, y para conocer a nueva gente de todas partes del mundo. Estoy cómoda hacienda cosas que antes nunca pensaba de hacer, por ejemplo salir a cenar sola, entrar en una situación donde no conozco a nadie y hacer amigos, salir con gente que no habla ingles, aprender un nuevo sistema de transportación pública. Ahora sé que quiero un trabajo que me deje ayudar a mucha gente con menos acceso a recursos y derechos, y donde pueda usar mi español, y viajar si es posible.

Cuando vuelva a Michigan mañana, tengo ganas de seguir practicando mi español, y lo voy a hacer por ir al Spanish Club, seguir mirando Avenida Brasil, y tratar de conocer a estudiantes que hablan español en la Universidad.  No quiero perder todo que aprendí durante mi tiempo en España y Argentina.  Agredezco mucho que podia tener esta experiencia y tengo ganas de compartirla con más estudiantes en Michigan!

Mi novena semana en Madrid-Laura Fritsch

¡Hola!

Esta semana en mis prácticas fue maravillosa, porque he pasado tiempo en los departamentos de neonatología y ginecología, en adición al departamento de urgencias de pediatría. ¡Entonces, el lunes he visto dos partos! Nunca he visto un parto en la vida real antes, y por eso, esta experiencia fue fenomenal. Estuve en el cuarto con la madre y los otros médicos, y observé todo el proceso. También pasaba tiempo con un doctor de neonatología para los bebes que están sanos, y él me estaba enseñando como explorar los bebes después del parto, en respeto al forma de la cabeza, los reflejos, etc. Toda fue una experiencia muy diferente y nueva para mí, y entonces, me siento muy afortunada de que soy capaz de trabajar allí. Otro estudiante de Portugal vino al hospital esta semana también, y me gusta a tener otra persona con un nivel similar de educación conmigo en el hospital.

Esta fue la última semana en Madrid de Ashley, y por eso nos fuimos con el resto de la gente del piso a un bar de copas para su despedida. ¡Ahora, solo hay 5 personas en el piso, en comparación de los 10 cuando yo llegué! Está mucho más relejado, pero algunas veces, yo quiero el ruido y la actividad de junio. Fui a un bar también con Chris, ¡y nos bebimos una bebida que parecida un volcán! ¡Que guay!

unnamed (2)

El sábado, pasé tiempo con Kelli, otra estudiante de la Universidad de Michigan quien está aquí en Madrid para el verano. Ella está viviendo con una familia española, y me invitaron a ir con ellos a la montaña que se llama “La Maliciosa.” Es una montaña aproximadamente una hora afuera de Madrid, y es muy popular para subir. Fue muy relajada a pasar tiempo afuera del ruido y la energía de la ciudad para un día, y para disfrutar la naturaleza. ¡También, la vista de la cima de la montaña fue increíble! Decididamente, el esfuerzo para subir valió la pena.

unnamed (3)

Hasta luego,

Laura

Chris Bell- Madrid, España- Última Semana

Hola a todos!

He vuelta a EEUU hace una semana. Mi última semana en Madrid fue un poco triste porque yo tenía que despedir a todos de mis compañeros y amigos. También asegurado que fui al todos de mis restaurantes favoritos una última vez.  Porque es agosto, mucha de la gente en mi piso y mi trabajo está en vacaciones así que mucho del tiempo estuve solo. Yo sé que le echaré de menos a todos de la gente que me ayudó este verano especialmente mi amigo de mi piso Juan. Mis experiencias habrían sido muy diferentes si yo no vivía con Juan porque él me presentó a muchos sitios, tus amigos, fútbol, y FIFA y también me ayudó mucho con mi español. También echaré de menos a leer los periódicos cada día y estar informado sobre todos de los eventos actuales.  Nada es el mismo como viviendo en Gran Vía con toda la gente y edificios espectaculares. La cambia es difícil porque mi vida ahora en EEUU es demasiado tranquilo y aburrido y no puedo simplemente ir a Gran Vía cuando quiero.   

Tras que acabé mi trabajo, yo tenía algunos días viajar. Estuve a Amsterdam durante 3 días. A mí Amsterdam parece como Venice del norte porque hay muchas canales y edificios bonitos. Exploré mucho de la ciudad, los parques, los museos, el center de ciencia, y la casa de Anna Frank, La casa de Anna Frank fue muy especial a mí porque tengo fascinado por la Segunda Guerra Mundial y en mi colegio yo representé la obra de Anna Frank así que fue muy interesante a ver el cuarto donde mi personaje vivía. Además del lado bonito de Amsterdam, hay también muchos cosas raras. El huelo fuerte de marijuana que llena todo de la ciudad y el distrito rojo son dos ejemplos. También, hablé en un parque con un “refugiado” que me dijo que él es de Kenya y él estudia a Penn State durante 2 años antes de él fue deportado a Kenya. Pero su vuela a Kenya paró en Amsterdam, y él escapó y solicitó para asilo diciendo que él es un refugiado gay que necesita protección (en realidad él no es gay o necesita protección). El gobierno le concedió el estado de refugiado y le dio una casa también. Yo le dije que trabajo con ACNUR y él me respondió que ACNUR es la organización que le ayudó. No sé como sentir sobre esto porque básicamente este hombre está extorsionando el proceso del refugiado.       

Disfruté el center de ciencia más que los niños

Disfruté el center de ciencia más que los niños

Amsterdam2 Amsterdam

Empacar mi maleta fue muy difícil porque me di cuenta que he acumulado muchas cosas en mi tiempo aquí. Al final yo tenía 108 libras del equipaje traer a EEUU. Sin embargo, mi vuela fue más o menos bien y le quedo con mi familia. Este verano ha sido el mejor de mi vida y yo nunca olvidaré las experiencias y la gente en Madrid. 

Mi octava semana en Madrid-Laura Fritsch

¡Hola!

Esta semana fue una de las más espectaculares de mi verano. ¡Ashley y yo fuimos a Marrakech, Marruecos para cuatro días! Nosotros queríamos tomar una vacación en un lugar muy diferente que España, con una cultura y manera de vida  que antes nosotros no hemos encontrado. Y definitivamente, Marruecos es un país incomparable.  Nos quedamos en un hotel típico de Marruecos, que se llama un “riad.” Cuando lleguemos, recibimos te de menta y algunos frutos secos que es el costumbre para los huéspedes. El riad fue extremamente bonito, con un patio y una terraza también, y todos los muebles son típicos de Marruecos.  Con nuestra precio también, recibimos desayuno cada mañana, con pan muy caliente del horno, y jugo de naranja muy fresco.

IMG_2804

¡Bienvendios a Marrakech, Marrucos!

Nosotros exploramos la ciudad, con algunas dificultades, porque la mayoría de las calles no tiene señales, y si tiene, normalmente está en árabe. Entonces, estábamos perdido mucho, ¡pero vimos un montón de la ciudad! Unas de las cosas más populares en Marrakech es Jemaa el Fna, una plaza muy grande en el centro de la ciudad. Tiene muchísima comida, artistas, y gente también. El mercado, o “souk,” está cerca de Jemaa el Fna, y es muy popular también, para los turistas y la gente de Marrakech, porque allá, puede comprar todo lo que quiera. Hay cientos de vendedores, quienes venden comida, ropa, joyería, especias, y mucho más. Sin embargo, una de las cosas diferentes allí es que necesita permutar para las cosas que quiere. El vendedor le dirá un precio que es extremadamente alta, y tiene que negociar con él a pagar el precio que usted desea. ¡Nosotros tuvimos que practicar esto, ya que nunca hemos tenido al trueque para nada antes! Pero, con un día de ensayo, nosotros mejoremos mucho, y hemos comprado regalos para nuestras familias y amigos para precios baratos.  

 IMG_2823

El viernes, tomamos un tour con un guía para el día. Vimos un pueblo y un mercado que es típico de la gente indígena allí, los Berbers, y también escalamos una montaña. La experiencia a escalar la montaña fue una de mis favoritas de este verano. Aunque estaba un poco difícil en partes a subir la montaña, las vistas estaban increíbles, y había muchas cascadas bonitas también. En total, fue una experiencia que nunca olvidaré.

IMG_3044

Esta semana en mis prácticas fue muy similar a las otras; he visto muchos pacientes en la sala de urgencias de pediatría, y cada uno es una experiencia diferente. Una cosa que me dé un poco miedo esta semana fue la situación con un paciente de África quien tuvo malaria. Sus síntomas no fueron consistentes con el tipo de malaria que los médicos sabían, y estaban preocupados por la posibilidad de que pudo haber contraído el Ébola en África. Los dos días en que esperamos a los resultados fueron muy tensos, pero agradecidamente, solo tuvo malaria, y ahora, el chico está mucho mejor.

En total, tuve una semana muy ocupada, y con esperanza, mi próxima semana será un poco más relajada.

Hasta luego,

Laura

¡Menudo verano!

Hola a tod@s!

En primer lugar, os quería dar las gracias por los fascinantes blogs que estáis escribiendo este verano. Como sois el primer grupo de estudiantes que está participando en las internships de español de RLL quiero que sepáis que serán muchos los estudiantes que se beneficien de vuestras experiencias, consejos, así como de las fantásticas fotos que compartís con nosotros cada semana! Creedme cuando os digo que no soy el único que está aprendiendo cosas nuevas sobre su propio país gracias a vuestros posts!

También os quiero comentar que tengo muchas ganas de que nos reunamos durante el otoño para hablar sobre vuestras experiencias así como de las presentaciones que tenéis que preparar para que podáis visitar nuestras clases de RLL e informar a otros estudiantes de español para que también puedan disfrutar de experiencias similares en el futuro. 

Como os comenté yo mismo he tenido dos “internships” (aunque un tanto diferentes a las vuestras) este verano. La primera tuvo lugar en la Patagonia, concretamente en Comodoro Rivadavia,  estudiando la situación del Afrikaans que aún se habla en esta región argentina, y después en Salamanca dónde estuve impartiendo clases a un estupendo grupo de estudiantes de la Universidad de Michigan. 

En Argentina tuvimos mucha cobertura mediática y aquí os dejo algunas fotos y algunos links que recogieron información sobre nuestra investigación y sobre el documental que se está filmando sobre la situación de los Boers que emigraron a la Patagonia a principios del siglo pasado y que también recoge nuestra investigación.

IMG_2483 copy

IMG_2220 copy

 

También os dejo una imagen de la fachada de la Universidad de Salamanca, un ejemplo maravilloso del Plateresco, y una de las universidades más antiguas de Europa (1218) que os recomiendo visitar!

Salamanca_Fachada

la_rana

Espero que sigáis escribiendo y reflexionando sobre vuestra experiencias en el extranjero tanto mientras las estáis experimentado, como una vez que volváis a casa. Todo se ve distinto desde la distancia así que no dudéis en comentar cómo ha cambiado vuestra percepción sobre la experiencia desde casa e incluso qué cambios habéis observado en vuestro español antes, durante y después de estas experiencias. 

Saludos desde España y nos vemos en unas semanas! ¡Qué disfrutéis de lo que queda de verano!

Lorenzo

Décima semana en Buenos Aires

Esta será mi penúltima publicación hasta el lunes que viene cuando estaré escribiendo desde los Estados Unidos, o el aeropuerto, o algun lugar que no es Buenos Aires. Como he dicho muchas veces, estoy muy triste que este viaje está acabando, pero también estoy esperando ver a mi familia, y también volver a Michigan para ver a mis amigos, algunos que no he visto en ocho meses.

Esta semana traté de hacer las cosas de mi lista. Fui al Jardín Botanico, Café Tortoni, la escultura Floralis Genérica, y el Planetario. En Tortoni, el café más viejo y famoso de Buenos Aires, pedí churros con chocolate porque me encantaban cuando estuve en España. Pero me sorprendí que los del Tortoni fueran muy malos; los churros eran duros y el chocolate era aguado. Bueno, el lugar era muy lindo y me gusto el ambiente aunque no me gustaran. Este finde fue muy linda, y parece que este empezando la primavera. En algún momento tengo ganas de volver a Buenos Aires durante la primavera y el verano. Solo me faltan ir el Zoológico, y capaz las dos cosas más importante de la cultura de Buenos Aires: comer asado y ver un espectáculo de tango. Me da vergüenza que no he hecho esas dos cosas, y no tengo una explanación si me preguntarías por qué. Esta semana definitivamente las voy a hacer.

En el trabajo sigue con traducciones. Me preocupa que no vaya a terminar todo porque me faltan muchas páginas de algunos documentos, y lleva mucho tiempo hacer traducciones cuando no usas algo como Google Translate. Hoy en este café en donde estoy voy a completar el documento del video de la OEA.

Hice muchísimo esta semana y espero que la que viene sea igual. Estoy muy cansada y no tengo ganas de trabajar pero tengo que hacerlo. Pero menos mal puedo trabajar en este café que recién descubrí con comida rica así que no será tan malo. Hasta la semana que viene, sé que va a llegar demasiada rápida.

10600530_10204686715955611_347906553945476563_n 10424387_10204686710275469_4112461655671390361_n 10424282_10204686683754806_3559545830954187621_n

Undécima semana- Chris Bell- Madrid, España

Hola a todos

Esta semana fue muy tranquilo en comparación. Trabajo es el mismo como siempre y ahora estoy escribiendo los guiones de los videos de ACNUR. Una tarea muy dura. También, me estoy dando cuenta que no me falta mucho tiempo en ACNUR o Madrid. Estoy un poco sobre este hecho.

 

 En lunes gané mi primero partido de FIFA (el videojuego) en todo el tiempo en España. Gané a mi amigo Juan quien estuvo muy molestado sobre su fracaso. Sin embargo, para mi es una ocasión trascendental. Los conocimientos de FIFA es tan importante en España como español para ganar el respecto de tus compañeros (Pues por lo menos en mi piso).

10513432_10152579746648255_4261070487192664028_n

 

Mi amigo de Michigan me visitó para dos días en Madrid. Otra vez, fue un guió turístico para él y le mostré todos los sitios típicos en Madrid, incluyendo Plaza Mayor, Puerta del sol, Parque Retiro, y el Palacio Real. Echo de menos a mis amigos de Michigan así que me encantó a pasando el rato con mi amigo en mi casa afuera de casa. Sin embargo, yo comí calamari por la primera vez en mi vida y es decir que mi estomago no le gusta a calamari.

photo 3 photo 2 photo 1

 

Voy a Ámsterdam el próximo fin de semana así que estoy muy entusiasmado para explorar otro país.

 

¡Hasta luego!

Mi septima semana en Madrid-Laura Fritsch

¡Hola a todos!

Tuve un cambio esta semana en mis prácticas en el hospital Clínico San Carlos, porque la médica que yo estaba trabajando con la semana pasada no tuvo citas esta semana (¡porque toda la gente en Madrid está en vacaciones!). Por esta razón, yo estaba con otra médica, quien trabaja en el área de urgencias pediatrías. Hay dos partes diferentes en este área; el primer es el lugar donde los pacientes van cuando llegan a la sala de urgencias, y el otro es donde los niños se quedan si necesitan observación durante la noche o para más días. Esa doctora trabaja en el área de observación, y entonces, aprendí mucho sobre estos pacientes que necesitaban cuidado extra. Por ejemplo, habían pacientes con fiebres, infecciones, ataques de broncoespasmo (con frecuencia, es por causa de asma), y muchos otros problemas que necesitan más tiempo en el hospital. También trabajé un poco en la sala de urgencias, con los niños que se presentan a la sala de urgencias en el mismo día. Hay dos o tres residentes quien trabajan en esta sala al mismo tiempo, con el doctor para supervisión, y por eso, es agradable a estar allí porque ellos son muy amables y divertidos.

 

Ahora, salgo al hospital a las uno o dos de la tarde (porque empiezo más temprano en las mañanas), y tengo más tiempo para ver algunos lugares en Madrid que no tuve tiempo para ver en julio. Entonces, el miércoles fui al Palacio Real. Es un palacio espectacular, con bellísimo arte, arquitectura y muebles. La familia real no está viviendo en el palacio ahora (es solo para ceremonias importantes), pero sin embargo, el público no puede tomar fotos de los cuartos importantes en el palacio, que es una lástima. Pero, fue una experiencia maravillosa a ver el palacio y la manera en que la realeza vivió hace algunos años.  También, Kelli y yo fuimos a una piscina una poca rara en domingo-es una piscina en las montañas, con una vista espectacular. Necesitemos tomar un tren para llegar allí, porque es en un pueblo una hora afuera de Madrid. Pero, el viaje valió la pena a pagar dinero para el tren, ¡porque nunca he visto una piscina como esa! ¡Quiero regresar a esta piscina otro día, porque nosotros no tuvimos mucho tiempo allí, y es un lugar que no tiene una comparación en Michigan!

unnamed (1)

Parte del exterior del Palacio Real

 

unnamed

Las Piscinas de las Berceas, en Cercedilla

Hasta la próxima semana,

Laura